Mi padre se opera de cataratas: ¿qué debo saber?

Mi padre se opera de cataratas: ¿qué debo saber?
padres-operacion-cataratas

Cuando uno entra en una consulta de oftalmología y le dicen que a su familiar hay que operarlo de cataratas comienzan a surgir un sin fin de dudas que a menudo no son resueltas, bien, por temor a preguntar, o bien por olvido debido a los nervios del momento.

Intentaré explicar de manera simple lo que todo paciente/familiar debe saber sobre la cirugía de cataratas:

Es una cirugía que se realiza con anestesia tópica (en gotas)

Como para cualquier cirugía se necesita un preoperatorio sencillo. Tres días antes de la cirugía comenzaremos a poner un tratamiento preventivo en gotas. Si el paciente toma algún medicamento tales como anticoagulantes, antiagregantes, tratamiento para la próstata… habrá que suspenderlos unos días antes de la cirugía.

El paciente debe estar 4 horas antes de la cirugía en ayunas ( sin comer ni beber).

En el preoperatorio inmediato ( ya en quirófano) pondremos gotas de anestesia ( para no sentir dolor) y gotas para dilatar la pupila ( por lo que es normal que se vea un poco borroso).

Cuando esté todo preparado el paciente pasará a la sala de quirófano dónde será operado.

El postoperatorio inmediato pondremos gotas de antibiótico y antiinflamotorios y veremos la evolución del paciente. Es normal que en principio el paciente se queje de mala visión, puesto que se levanta de la camilla deslumbrado por la luz del microscopio.

Si la evolución es favorable el paciente será acompañado junto a su familia dónde se le darán las instrucciones a seguir. Entre ellas:

  • Es muy importante seguir el tratamiento tal y como se le indica
  • No se pueden frotar ni refregar los ojos
  • Es normal que el ojo esté rojo ( irá desapareciendo con los días, semanas e incluso meses)
  • No hay que alarmarse si al secarse el ojo la lágrima tiene un poco de sangre.
  • Hay que saber que son signos de alarma: dejar de ver bruscamente, dolor intenso en el ojo o cabeza, ganas de vomitar.

Siempre doy un consejo a los pacientes, no se queden nunca con ninguna duda, por absurda que parezca, la incertidumbre de no saber provoca mucho stress y nerviosismo.