Queratoconjuntivitis Adenovíricas

Queratoconjuntivitis Adenovíricas

Las Queratoconjuntivitis Adenovíricas están causadas por distintos serotipos de adenovirus. Su incidencia es desconocida. Los casos más frecuentes suelen aparecer en los meses cálidos.

El contagio se produce por contacto persona a persona, o por instrumentos oftálmicos contaminados. Estos virus son muy resistentes a los desinfectantes habituales. Por ello se trata de conjuntivitis muy contagiosas.

El periodo de incubación es de 8 a 9 días, siendo contagioso durante aproximadamente 14 días.

Los síntomas más frecuentes son la secreción serosa, sensación de arenilla, fotofobia y la inflamación palpebral. En la exploración podemos encontrar hiperemia y quemosis conjuntival, abundantes folículos en conjuntivas tarsales, así como petequias y hemorragias. Este cuadro se cura al cabo de 10-16 días, aunque puede durar 3-4 semanas.

queratoconjuntivitis2

Es frecuente la formación de membranas y seudomembranas en conjuntivas tarsales superior e inferior. Éstas pueden ser eliminadas con bastoncillos de algodón o pinzas. Pueden provocar cicatrización conjuntival.

La complicación más frecuente es la aparición de infiltrados corneales subepiteliales difusos. Generalmente aparecen cuando el cuadro agudo aparece a remitir. Si estos infiltrados afectan la zona central de la córnea, provocarán gran pérdida de visión y fotofobia. La recuperación visual puede tardar incluso meses, ya que estos infiltrados pueden mantenerse durante mucho tiempo.

El diagnóstico generalmente es clínico. Puede confirmarse mediante cultivo vírico y pruebas serológicas.

A día de hoy ningún tratamiento es totalmente eficaz, estando enfocados a mejorar la sintomatología del paciente y evitar la aparición de complicaciones, dando tiempo, de esta manera, a que el sistema inmunitario del paciente solvente la infección.

A destacar la gran importancia de la prevención del contagio, evitando la transmisión con medidas de higiene y esterilización, tanto en consulta, como en domicilio y en el ámbito laboral.

En nuestra Clínica disponemos de una sala apartada para todos los casos sospechosos, evitando así posibles contagios.